Hoy he visto un artículo por el poeta y escritor (y del Club Aficionados Prácticos Taurinos), Rafael Peralta, en La Razón sobre mi conferencia en la Universidad de Sevilla sobre mis experiencias en el mundo de la tauromaquia.

Un inglés en la arena; por Rafael Peralta Revuelta

El pasado Domingo de Resurrección, un diplomático británico, Lord Tristan Garel-Jones, hacía una defensa de las corridas de toros sobre el atril del Lope de Vega en el clásico Pregón Taurino de la Real Maestranza de Caballería. La tauromaquia siempre atrajo de una u otra manera a los ingleses. Para unos, supone un espectáculo que –lejos de su cultura anglosajona– ellos mismos califican como bárbaro. Para otros, puede suponer algo curioso, lleno de misterio y de romanticismo. Tal fue el caso de Joseph William Forbes, manager de boxeadores, que todos los veranos acudía a España para hacer su particular «tourné» taurina. Como los miembros del Club Taurino de Londres, que todos los años visitan nuestra ciudad para asistir a las corridas de la Feria de Abril. Alexander Fiske-Harrison es un escritor y actor inglés, al que podemos saludar a la salida de la Plaza de toros. Desde hace algunos años, comenzó a tener contacto con la fiesta de los toros, de la mano de sus familiares y amigos cercanos. Poco a poco, se fue adentrando en los secretos del planeta de los toros. Se convirtió en aficionado práctico taurino, toreando en la finca «Zahariche» de Miura, y llegó a estoquear un novillo de Saltillo en la finca de los Moreno de la Cova. Se hizo amigo de ganaderos, de toreros como Juan José Padilla o de Suárez Illana. Sus experiencias están recogidas en la obra «Into the arena. The World of the spanish bullfight». Como filósofo y escritor especializado en analizar el comportamiento de los animales, reconoce en Inglaterra hay mucha hipocresía sobre la fiesta de los toros. La pasada semana dio una conferencia en la Universidad de Sevilla, explicando su visión sobre el espectáculo taurino. Fiske-Harrison abre una nueva puerta, fundamental y necesaria, a la fiesta brava en la cultura anglosajona.

Así que pensé que iba a incluir las palabras de mi discurso en su totalidad. El texto del pregón de Lord Garel-Jones – con su consentimiento gracioso – se puede ver como un archivo PDF aquí: El Pregón Taurino de Lord Tristan Garel-Jones

“Into The Arena”: La tauromaquia vivida por un inglés

Señoras y señores,

Perdónenme, pero en los dieciocho meses desde que he completado la investigación para mi libro sobre los toros, he olvidado la mayor parte de mi español, al igual que mi toreo. Esto es algo que un toro muy pequeño de Astolfi descubrió con alegría hace una semana. Sin embargo, espero tener más lenguaje que técnica de la tauromaquia, ¡e irme con menos golpes!

Primero me gustaría agradecer a la Universidad de Sevilla – y, especialmente, a José Luis y Antonio y su Foro de Análisis por invitarme, un inglés, para hablar un poco acerca de mi perspectiva sobre los toros. Yo iba a decir que este es un raro honor de hecho, hasta leer en los periódicos que mi compañero británico, Lord Tristan Garel-Jones, estaba haciendo precisamente eso hace dos semanas. Me gustaría decir que no cuenta, porque él es de Gales, no Inglaterra, pero luego se puede ofender mi querido amigo y gran aficionado, Noel Chandler, que hoy está aquí y también es de Gales. Además, el discurso de Lord Garel-Jones era el Pregón Taurino de la Maestranza, y fue pronunciado con tal elocuencia, que me quito el sombrero, y además tengo que agradecerle que nos enviara una copia del mismo.

Así que ahora estoy con el problema que muchos toreros tienen para hacer frente a un toro inmediatamente después de que un colega ha cortado dos orejas.

Aunque Lord Garel-Jones ha dado una exhibición de virtuosismo del toreo clásico, que va desde las verónicas de sus impresiones sobre la muerte, a los naturales de sus ideas sobre el arte, y termina recibiendo, llamando a los aficionados a las armas en defensa de la fiesta de los toros. Yo tengo algunos trucos solamente. La Larga Cambiada de haber pasado tiempo con las figuras que torean hoy en día, las manoletinas de haber toreado muchas de las grandes ganaderías de toros de lidia en España, y para mi final a volapié: Consejote, que nació en la ganadería que se sigue llamando Saltillo, en noviembre de 2007, y murió en la plaza de tienta, allí mismo, en noviembre de 2010, en la hoja de mi espada.

Photo: Antalya Nall-Cain

Leer el resto de esta entrada »

Un noche con ABC

abril 16, 2012

El Toro del Brujo

14/04/2012

Esta misma semana Pepe Luis y Manolo Vázquez se han dado simbólicamente la mano, uno desde Beatriz de Suabia, donde vive el descanso del guerrero rodeado de los suyos, y el otro desde el cielo, uniendo la gracia de la torería sevillana para reconocer a una ganadería, la de Arrojado, el primer toro indultado que se recuerde en la historia de la Maestranza de Sevilla. Esta vez era el señero y señorial Real Aero Club de Sevilla —el Aero de toda la vida, bueno desde 1.928—, el que protagonizaba la distinción a la ganadería de Núñez del Cuvillo con su Premio Manolo Vázquez. Al fondo del salón, junto a la biblioteca, la viuda del gran Manolo Vázquez, Remedín Gago, estaba sentada junto «al mejor escultor vivo» como dijo Enrique Moreno de la Cova. Me refiero a Luis Álvarez Duarte, autor del premio que representa el busto del Brujo de San Bernardo, el del toreo de frente. Siempre que veo a Remedín, aficionada fetén y abonada de barrera de sombra, me acuerdo de la frase que dijo al descubrir el monumento a su marido en el Paseo de Colón: «Manolo era más sevillano que el Gran Poder». Álvaro Núñez del Cuvillo dijo sentir un «gran honor por poder recoger la gracia de Sevilla, la de Pepe Luis y la de Manolo, en dos días», refiriéndose también al premio que Caja Rural le entregó el lunes bajo el nombre de Pepe Luis Vázquez. El ganadero fue humilde, reconociendo que «Manzanares estuvo genial y en un encuentro genial se provocó aquel indulto de un toro que quizás no sería el mejor de todos». Dio gracias a Dios y a la vida por este reconocimiento, sintiéndose ya afortunado por poder dedicarse a lo que más le gusta. «Del toreo sale la bravura y aflora cuando se torea como Manzanares», afirmó Álvaro. La glosa de José Alonso Gómez y las palabras del secretario del club, Eduardo Tassara León completaron un sencillo pero bonito homenaje.

Necesité a retrasar por un día la fecha de mi conferencia en la Universidad de Sevilla para permitir una audiencia ampliada. Estará al mismo tiempo, al mediodía, el viernes 20 de abril, en el Aula Magna de la Facultad de Historia y Geografía en la antigua Real Fábrica de Tabacos de Sevilla.

La entrada de la facultad es de la calle de Doña María de Padilla, que se extiende entre el edificio y el Hotel Alfonso XIII.

Voy a dar un breve discurso en español, seguida de preguntas y respuestas en Inglés y Español. Porque Señor Tristan Garel-Jones cubrió parte del terreno que estaba planeando también – con una elocuencia mucho mayor – que ha accedido amablemente a permítanme dar copias de su discurso, el Pregón Taurino de la Real Maestranza de Sevilla en el Teatro Lope de Vega. Yo estará acompañado en el escenario para las preguntas y respuestas por mi Maestro, el ex matador de toros Eduardo Dávila Miura.

La entrada es gratuita y abierta a todos. Luego todos los presentes se reunirán en bar cercano para tomar una copa y tapas.

Alexander Fiske-Harrison

Fui recientemente entrevistado en la BBC y una de las personas también entrevistadas, un representante de PETA (Animales People for the Ethical Treatment, Personas por el Trato Ético de los of Animals), sacó a colación un sondeo de opinión “de Gallup” efectuado en 2006, que aseguraba que el 72% de los españoles estaban “en contra de las corridas de toros”.

Dejando de lado el hecho de que la afirmación de PETA no era cierta -la encuesta en realidad decía que el 72% no tenía “ningún interés” en las corridas de toros-, ésto me hizo reflexionar. Hubo otra “encuesta de Gallup” cuatro años antes que decía que el 69% de los españoles encuestados no mostraba ningún interés, y la más reciente, de 2008, dio la misma cifra. Son grandes oscilaciones: millones de personas.

Así que busqué más a fondo, y lo que encontré fue fascinante.

Ha habido diez de tales encuestas dirigidas por “Gallup” (las comillas tienen su explicación) desde 1971, cuando el 55% de los encuestados dijeron que estaban interesados en los toros. Esto parece ser un declive bastante pronunciado, hasta que uno mira el grado de confianza de estas cifras.

Por ejemplo, en 1987 el resultado fue que el 48% de los españoles estaban interesados en los toros, que es una cifra bastante alta teniendo en cuenta que Franco -que “impuso” las corridas de toros como la fiesta nacional- llevaba muerto una docena de años y el principal espectáculo de masas del país, como en el Reino Unido, era en realidad el fútbol. Sin duda, representaba un valor mucho más alto que el propio deporte nacional británico, el cricket.

Sin embargo, a los cinco años -el intervalo entre esta encuesta y la siguiente-, esa cifra había caído al 31%. En el plazo de elección de un gobierno, seis millones doscientos cincuenta mil españoles de repente habían decidido que no tenían ningún interés en su fiesta nacional. Aunque me parece una afirmación muy dudosa, creo que es posible. Qué años más malos de toros debieron haber sido aquéllos. O eso, o el 17% del país experimentó una sorprendente conversión en el tema del bienestar animal como la de San Pablo camino de Damasco.

Sin embargo, esta explicación se hace verdaderamente increíble cuando compruebas que doce meses después de esa encuesta, la cifra volvió a subir hasta el 38%. Es simplemente inconcebible que casi tres millones de personas cambien su opinión entre “interesados” y “no interesados” y luego de vuelta otra vez en ese intervalo de tiempo. Es evidente que debe haber un enorme fallo en la estrategia de sondeo. Así que me puse en contacto con Gallup. Aquí está su respuesta:

“Gallup no ha encuestado sobre el tema de las corridas de toros en España.”

Me pareció extraño, así que les envió los enlaces a las referencias a la encuesta de 2006 aparecidos en The Guardian, CNN y Time, así como un detallado desglose de la misma de la Wikipedia. Esta fue la respuesta de Gallup.

“Una empresa local que se declaró en quiebra tenía los derechos para usar el nombre de Gallup. Ellos hicieron ese estudio -no Gallup como usted cree. Hemos recibido otras consultas sobre este estudio, pero le puedo asegurar que la “firma Gallup” no lo hizo.”

Lo que viene a demostrar que Mark Twain tenía razón: hay mentiras, malditas mentiras y estadísticas.

La próxima semana responderé a la League Against Cruel Sports (Liga Contra los Deportes Crueles), que en su página web afirma que la industria taurina en España sólo emplea a 400 personas a tiempo completo durante todo el año. Lo que significaría que las 1.350 fincas de toros bravos registradas en el Ministerio del Interior y que figuran en su página web, literalmente se labran solas…

Alexander Fiske-Harrison

Con agradecimiento a Juan Medina por mostrarme algunos de estos problemas numéricos en su excelente blog aquí