Hoy he visto un artículo por el poeta y escritor (y del Club Aficionados Prácticos Taurinos), Rafael Peralta, en La Razón sobre mi conferencia en la Universidad de Sevilla sobre mis experiencias en el mundo de la tauromaquia.

Un inglés en la arena; por Rafael Peralta Revuelta

El pasado Domingo de Resurrección, un diplomático británico, Lord Tristan Garel-Jones, hacía una defensa de las corridas de toros sobre el atril del Lope de Vega en el clásico Pregón Taurino de la Real Maestranza de Caballería. La tauromaquia siempre atrajo de una u otra manera a los ingleses. Para unos, supone un espectáculo que –lejos de su cultura anglosajona– ellos mismos califican como bárbaro. Para otros, puede suponer algo curioso, lleno de misterio y de romanticismo. Tal fue el caso de Joseph William Forbes, manager de boxeadores, que todos los veranos acudía a España para hacer su particular «tourné» taurina. Como los miembros del Club Taurino de Londres, que todos los años visitan nuestra ciudad para asistir a las corridas de la Feria de Abril. Alexander Fiske-Harrison es un escritor y actor inglés, al que podemos saludar a la salida de la Plaza de toros. Desde hace algunos años, comenzó a tener contacto con la fiesta de los toros, de la mano de sus familiares y amigos cercanos. Poco a poco, se fue adentrando en los secretos del planeta de los toros. Se convirtió en aficionado práctico taurino, toreando en la finca «Zahariche» de Miura, y llegó a estoquear un novillo de Saltillo en la finca de los Moreno de la Cova. Se hizo amigo de ganaderos, de toreros como Juan José Padilla o de Suárez Illana. Sus experiencias están recogidas en la obra «Into the arena. The World of the spanish bullfight». Como filósofo y escritor especializado en analizar el comportamiento de los animales, reconoce en Inglaterra hay mucha hipocresía sobre la fiesta de los toros. La pasada semana dio una conferencia en la Universidad de Sevilla, explicando su visión sobre el espectáculo taurino. Fiske-Harrison abre una nueva puerta, fundamental y necesaria, a la fiesta brava en la cultura anglosajona.

Así que pensé que iba a incluir las palabras de mi discurso en su totalidad. El texto del pregón de Lord Garel-Jones – con su consentimiento gracioso – se puede ver como un archivo PDF aquí: El Pregón Taurino de Lord Tristan Garel-Jones

“Into The Arena”: La tauromaquia vivida por un inglés

Señoras y señores,

Perdónenme, pero en los dieciocho meses desde que he completado la investigación para mi libro sobre los toros, he olvidado la mayor parte de mi español, al igual que mi toreo. Esto es algo que un toro muy pequeño de Astolfi descubrió con alegría hace una semana. Sin embargo, espero tener más lenguaje que técnica de la tauromaquia, ¡e irme con menos golpes!

Primero me gustaría agradecer a la Universidad de Sevilla – y, especialmente, a José Luis y Antonio y su Foro de Análisis por invitarme, un inglés, para hablar un poco acerca de mi perspectiva sobre los toros. Yo iba a decir que este es un raro honor de hecho, hasta leer en los periódicos que mi compañero británico, Lord Tristan Garel-Jones, estaba haciendo precisamente eso hace dos semanas. Me gustaría decir que no cuenta, porque él es de Gales, no Inglaterra, pero luego se puede ofender mi querido amigo y gran aficionado, Noel Chandler, que hoy está aquí y también es de Gales. Además, el discurso de Lord Garel-Jones era el Pregón Taurino de la Maestranza, y fue pronunciado con tal elocuencia, que me quito el sombrero, y además tengo que agradecerle que nos enviara una copia del mismo.

Así que ahora estoy con el problema que muchos toreros tienen para hacer frente a un toro inmediatamente después de que un colega ha cortado dos orejas.

Aunque Lord Garel-Jones ha dado una exhibición de virtuosismo del toreo clásico, que va desde las verónicas de sus impresiones sobre la muerte, a los naturales de sus ideas sobre el arte, y termina recibiendo, llamando a los aficionados a las armas en defensa de la fiesta de los toros. Yo tengo algunos trucos solamente. La Larga Cambiada de haber pasado tiempo con las figuras que torean hoy en día, las manoletinas de haber toreado muchas de las grandes ganaderías de toros de lidia en España, y para mi final a volapié: Consejote, que nació en la ganadería que se sigue llamando Saltillo, en noviembre de 2007, y murió en la plaza de tienta, allí mismo, en noviembre de 2010, en la hoja de mi espada.

Photo: Antalya Nall-Cain

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios